...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

martes, 4 de octubre de 2016

LAS MOLLERAS

Los niños son esos seres viscoelásticos los cuales se caen y no les pasa absolutamente NADA. Un adulto tiene la misma caída, se rompe tres costillas, se disloca la cadera, se tuerce el tobillo, esguince cervical y múltiples traumatismos. Los niños son chiclosos y blanditos, caigan cómo caigan, siempre caen bien y de pie como los gatos. 

Hablando de seres blanditos…¿Os acordáis de esos juguetes llamados “manos locas”? Unos juguete de base gelatinosa que eran más pegadizos que la canción del verano y que cogían más roña que un coche aparcado seis meses en el mismo sitio, pues cuando dejaba de pegar, llegaba el niño y le pegaba un chupetón cuán adolescente en celo en cuello de novia, llevándose toda la sustancia de la “mano loca”…¡Ese niño quedaba vacunado hasta que le saliera bigote! ¡Un niño con más defensas que un Actimel!

Cuando uno es niño no teme ni caerse, ni contagiarse porque el mundo es un lugar que está por experimentar y descubrir. Por eso los bebés nacen con la mollera abierta y se les va cerrando a medida que se hacen adultos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario