ALTA TENSIÓN


Disfruto viéndote ruborizarte cuando te pongo en apuros. 
Me encanta esa inocencia que emana de tí, 
esa ingenuidad rozando lo infantil. 
Sacarte los colores con mis irreverencias y extravagancias, 
observar como te escapas o sales airoso ante las situaciones que te planteo. 
Mantenerte en tensión y, al mismo tiempo, ponerte en la cuerda floja. 
Mantenerme en tensión y, al mismo tiempo, ponerme en la cuerda floja.
En esa escala emocional de grises:

Entre el amor. 
Entre el odio.

Comentarios