...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

martes, 29 de marzo de 2016

Seda salvaje.


Iba misteriosamente trajeado y vestía un elegante chaleco. Conversaron, aunque Lilibeth no recordaba las palabras exactas, ni las frases que compartieron. 

Bebieron, rieron y flirtearon.

Luego, tal y como había acudido a la cita, se levantó y se marchó, pero antes le hizo un guiño para que le siguiera. 

  • Parece que no pueda haber oscuridad en este siglo- Dijo Ethan girándose hacia ella- ¡Pues la hay!- Exclamó agarrándola fuertemente por la cintura y acercándose peligrosamente hacia ella. 

El corazón de Lilibeth  palpitaba y, entre sus labios rojos, resbaló su nombre- Ethaaan…Sus piernas le temblaban y las farolas de la calle se fundieron en estallidos detrás de ellos. Tumbado sobre ella, Ethan le besa lentamente el cuello…Un placer infinito recorre la piel de Lilibeth que nota el olor de sangre fluir. Descubre que es la suya…

Abre los ojos, pero está sumida en trance, “Ethan” yace sobre ella, la mente de Lilibeth lo percibe como un lobo que está lamiendo la sangre que mana de su cuello, celoso de lo que es suyo, y que se ha aparecido como en un espejismo para reclamarla. Lilibeth despierta, sudorosa entre las sábanas de seda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario