UN LOBO


Sentí miedo al escucharle hablar porque, normalmente, uno habla lo que siente- No estoy preparado para amarte-me dijo- porque el hombre es el animal menos animal de todos los animales y la bestia más bestia de todas las bestias…No tendré zarpas, ni grandes dientes, ni el vello cubrirá todo mi cuerpo, pero te aseguro que tengo los instintos más salvajes y primitivos en mi interior…-me dijo.

-No sé qué me dolió más en su respuesta: Si el hecho de que no estaba preparado para amar o la justificación por la cual se considerara una bestia ligada a sus instintos

- Homo homini lupus: El hombre es un lobo para el hombre- le dije- Como hombre que eres, quizás te consideres un lobo para los hombres, tal vez crees que eres un lobo para mí, pero, en verdad, eres un lobo para ti mismo…

Comentarios

  1. Jejejeje... esa es la gracia y la dualidad del ser humano... alma y animal; bestia y ser excelso... pero no pueden desligarse y el amor es más un patrimonio de la visceralidad que del espíritu... los instintos hacen que la raza perdure, que el ser crezca y comparta y que la especie someta a su entorno... la naturaleza es vil y dolorosa y es la gracia de la existencia en sí misma... si has de amar, se ama y cuanto más "animal" se es más se ama... es la parte del lobo la que hace que existan odios y pasiones... el roce y el amor, la carnalidad y el desenfreno... el sexo como transmisor de todo aquello que no podemos hacer con nuestro pensamiento... compartir, transmitir y existir... así es la humanidad y somos grandes por compartirla con quien podemos... pero ese esp´çiritu constructor y de crecimiento puede destruírnos por ser uno mismo y pretender ser lo que no somos...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario