...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

miércoles, 11 de febrero de 2015

LA ASOMBROSA HISTORIA DE LA SOMBRA DE OJOS

             
Las sombras de ojos al igual que las personas, a veces tienen la mala sombra de caerse y partirse. Da mucha pena porque las sombras que se caen suelen ser las que más nos gustan, las que más usamos o las que más nuevas están. Cuando una sombra se tira al vacío, choca contra el suelo y se queda hecha polvo…

La reacción de cualquier mujer es agrupar todos los pequeños trocitos en el hueco del estuche y aunarlos para poder aprovechar la sombra al máximo, pero ya sabemos que cuando algo se rompe es difícil recomponerlo y que se quede como nuevo. Muchas minúsculas partes se quedan en el suelo tras el golpe y, no pudiéndose recuperar, se pierden. Así que la sombra ya no queda igual y ya nunca volverá a ser la de antes.

Sin embargo, no todo es negativo, ya que el hecho de que la sombra se haya fragmentado facilita su uso debido a que queda mejor adheridos al pincel las pequeñas partículas y es más cómodo extenderlas por la piel de los párpados consiguiendo un asombroso maquillaje.

3 comentarios:

  1. Que bien escribes Ayahara. Sentimiento/humor/reflexion unidos en pro de una entretenida lectura. :)

    ResponderEliminar
  2. Curiosa percepción de la vida interna de la "cajita" de sombra de ojos... elemento sublime que realza la mirada y cambia la expresión, marca impetus e intenciones... vende lujo y pasión, mercadeando con nuestro rostro... algo para recordar... si no se exagera ni se pasa un@ con el maquillaje puede resultar algo importante en nuestro aspecto para reafirmar nuestro yo... (hay quien usa los maquillajes para modificar rostro y aspecto forzando a mostrar algo que no somos... pero eso sería otro discurso que no viene a cuento...)

    ResponderEliminar