...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

lunes, 14 de abril de 2014

El paraguas y la esponja

Un paraguas es un ser de lo más depresivo, solo ve el cielo cuando tiene nubes negras.  
Una esponja es un ser que absorbe todo el agua.

Un día, la esponja y el paraguas se conocieron y se enamoraron.
  
A veces ella se preguntaba si él aprendió a no mojarse por mucho que le cayera. Tal vez- pensaba-  la lluvia ya no le mojaba por más negro que estuviera su cielo, tal vez todo les resbalaba y solo pensaba en llegar a su hogar con suerte.

Cuando compartieron ese hogar, la esponja  descubrió que, al llegar a casa, el paraguas derramaba todo lo que chupaba en la calle, mientras ella absorbía y absorbía toda el agua.

¿Cuánto puede absorber una esponja? ¿Qué pasa cuando una esponja ya no puede absorber más?-os preguntaréis.
Las esponjas cuando no pueden absorber más, lloran toda el agua que les sobra.
Tras mucho llorar el agua que no podía absorber, el paraguas se sintió culpable y la dejó.

La esponja aprendió a no tragar con todo.
El paraguas aprendió a sacudirse el agua antes de llegar a casa.   

Todos tienen que aprender alguna vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario