Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

La voz a tí debida- Vivir en los pronombres.

Imagen
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».
De Pedro Salinas, 1933.

CORAZA

Imagen
Tal vez los erizos tienen púas porque un día los pincharon. Tal vez las rosas tienen espinas porque un día las estrujaron. Tal vez las tortugas tienen caparazones porque un día las pisaron. Púas, Espinas Y caparazones. Y tú, tú tienes una coraza porque un día rompieron tu corazón.

Como una SEÑORA

Imagen
-  Me he acostado con otra- dijo sin gesticular lo más mínimo, ni cambiar la expresión.
-- ¿Cómo?- le preguntó intentando hacer tiempo para crear una coraza con la que soportar todo lo que se le estaba viniendo encima. --  Lo que oyes- dijo sin mirarla.  En ese momento, ella no sabía si gritarle, si llorar o si marcharse. Así que se dedicó a preguntarle: -         -   ¿Por qué? Él respondió- Porque ella era más mujer que tú.
Sintió que le rompían el corazón y se lo pisoteaban, sintió ganas de cruzarle la cara y se detuvo porque ella no sería tan mujer, pero era toda una señora. Y como tal, se dió media vuelta y se marchó dejándolo atrás para siempre.