...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

viernes, 31 de mayo de 2013

El cuadro que nunca vendió

Deslizó suavemente su mano hasta tomar un largo mechón de su rubio y rizado cabello el cual entrelazó entre sus dedos.  Mientras jugueteaba con su pelo, me sonreía con una amplia sonrisa que hacia brillar sus ojos acaramelados. Era de una belleza conmovedora, una excitante belleza. Ella estaba acostumbrada a posar, pero yo nunca antes había pintado a una mujer completamente desnuda.

Llevaba una bata de seda que se amoldaba a sus formas de mujer.  Era de color granate el cual resaltaba el blanco de su piel. De repente, deslizó suavemente su mano hasta tomar el lazo que ataba por la cintura aquella bata y, como si de un regalo se tratara, tiró deshaciendo el nudo hasta que la bata se abrió mostrándome sus prominentes senos, mi corazón empezó a latir vigorosamente.
Tomando la bata, ella la dejó deslizarse por sus hombros hasta que cayó al suelo. Mis ojos recorrieron todo su cuerpo, sus caderas, su vientre, su pubis, sus largas piernas…Sentí un calor recorriéndome, un calor que me quemaba. Entonces tomé el pincel firmemente y dejé fluir ese calor de mi mano al lienzo en blanco, trazo a trazo la fui dibujando hasta plasmarla.  
El pintor nunca fue capaz de vender ese cuadro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada