...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

miércoles, 27 de febrero de 2013

UNA BONITA HISTORIA

Esta mañana me crucé con esta preciosa historia. No sé ni su título, ni el nombre de su autor. Sin embargo, quería compartirla aquí en mi blog con todos vosotros:   

Una mañana agitada, a las 8:30, un señor mayor de unos ochenta años llega al hospital para que le retiren unos puntos de su pulgar.
El señor le dice al doctor que va apurado porque tiene una importante cita a las 9:00 a.m. El doctor le pide que tome asiento, sabiendo que quizás tardará más de una hora.
El anciano preocupado, no deja de mirar su reloj y el doctor decide examinar su herida. Le ve tan apurado, mientras le cura, que le pregunta si tiene otra importante cita con algún otro médico esa misma mañana.
El anciano le responde que no, que necesita ir al geríatrico para desayunar con su esposa. 
El médico le pregunta sobre la salud de ella. El señor responde que ella hace tiempo que está allí debido a que padece de Alzheimer. El doctor le vuelve a preguntar si ella se enfadará si llega un poco tarde. Él le responde que hace tiempo que ella no sabe ya quien es, que hace cinco años que ella no puede reconocerlo.
Entonces, el doctor sorprendido le dice: “Y usted sigue acudiendo cada mañana, aún cuando ella no sabe quien es usted.”.
El anciano sonriendo le responde: “Ella no sabe quien soy yo, pero yo aún sé quien es ella y la amo…”
Al doctor se le erizó la piel, y tuvo que contener las lágrimas mientras él señor se iba, y pensó: 
“Ese es el tipo de amor que quiero en mi vida”. 

El amor verdadero no es físico, ni romántico. Es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no serás en la vida. La gente más feliz no es necesariamente la que tiene lo mejor de todo; sino los que hacen todo lo mejor que pueden.  

4 comentarios:

  1. hola ^^ . Alzheimer,amigo de lo ajeno,ladron de tus recuerdos .Quien a pasado por esto lo pasa realmente mal.En mi familia tuvimos dos familiares con esa enfermedad/mal,pero como bien pusistes en tu historia aunque la persona que padece ese mal no te recuerde los que recordamos seguimos queriendola y mientras podamos recordando. saludos y sigue escribiendo para nuestro deleite ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo:
    Sí, tremenda y usual enfermedad. Esperemos que los científicos dén pronto con la clave para erradicarla. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola, te felicito por tú blog, lo visito de ves en cuando hace ya unos meses y la verdad es que me gustan mucho las historias que publicas. Que notables son las ultimas dos lineas, Saludos!.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cristián:
    ¡Gracias por tus palabras!. Cuando leí la historia, quise compartirla con todos vosotros en el blog porque me pareció conmovedora. Me alegro que te guste la última parte, a mi también me llamó la atención. Un saludo!

    ResponderEliminar