...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

lunes, 26 de noviembre de 2012

I WANT TO BELIEVE



"Algunas cosas tienen que ser creidas para ser vistas"

La primera vez que lo ví, pensé que me había quedado dormida al volante. Estaba sola, esperando a que el semáforo se pusiera en verde, no había ni un solo vehiculo en la carretera, ni un peatón por las calles- ¡Lo normal para ser las tres y media de la madrugada de un miércoles!- Le comentaba, mientras me zampaba la porción correspondiente a la primavera de mi pizza cuatro estaciones. .
Él me escuchaba. Era uno de esos frikis que disfrutan con las historias de Cuarto Milenio, así que prestaba muchísima atención a la historia, mientras asentía- ¿Estabas totalmente sola?.

-         Sí, sí, como te cuento- dije tapándome los labios con la mano, mientras terminaba de tragar- Ya sabes que soy bastante incrédula, pero vi un objeto triangular enorme que volaba bajito y muy lento, no emitía ningún sonido- hice una pausa dramática para dar un sorbo a mi Cocacola- ¡Mmmm! recuerdo que tenía tres luces en cada uno de sus vértices…Me froté los ojos, pero el objeto no desapareció,  aún continuaba sobrevolando hacia mí. Así que me acojoné al sentirme sola y aceleré, saltándome el semáforo en rojo para salir de allí pintando leches. 
-         ¡Madre mia! Viste un ovni.
-         ¡Tampoco te emociones tanto!. Ya sabes que soy muy dada a la imaginación, puede ser que me quedará dormida.
-          Sí, sí…pues para ser producto de tu imaginación, no fuiste muy valiente ¿No crees?
-         Bueno, no solo hay que ver para creer, hay que compartir lo visto. ¿Sino cómo puedes saber que no lo has soñado? Le pregunté.
-         Se llama fé en uno mismo- respondió.

¿Cómo no me iba a costar creer en la existencia de un ovni cuando no creía ni en mi misma?  Mi asignatura pendiente había sido siempre la fe en mi misma, había tenido problemas para aprobarla y cuando la pasaba era por los pelos. Sentí una punzada en mi corazón, cambié de tema y cuando terminamos de comer, pagamos las pizzas y regresamos a casa.  

domingo, 18 de noviembre de 2012

LA CHICA DE LA LINEA 5



 
Él se encontraba en el andén, esperando el metro que le llevara de vuelta a su hogar como cada noche.

Tomó asiento y se puso los cascos para aislarse en la música de su MP3, pero cinco paradas después al abrirse la puerta el chico sufrió lo que comúnmente se conoce como un flechazo: Bajita, delgada y morena, la joven que le acababa de robar el corazón, vestía unos pantalones cortos azules sobre unas medias dos o tres tonos azulados más oscuros, una flor anaranjada remarcaba sus sonrosadas mejillas y adornaba su pelo el cual estaba semi-recogido en una especie de coleta que dejaba algunos mechones desperdigados dando un aspecto informal, a la vez que moderno.
El chico no pudo apartar los ojos de aquella joven que sintiendo su intensidad le devolvió la mirada y alguna que otra sonrisa.

El joven intentó armarse de valor para acercarse a conocer a la joven, pero su timidez hizo que se decidiera demasiado tarde: ¡La chica ya se había bajado del vagón!.
El muchacho sabía que aquella era la  chica de sus sueños y no se resignaba a haberla dejado escapar, así que ni corto ni perezoso la dibujó incluyendo todos los datos y lanzó el mensaje a ese océano que es Internet. El chico recibió más de mil mensajes de chicas que creyeron ser la joven de la linea 5.

Pasados dos días, localizó a su amada. Un compañero de trabajo había reconocido a la joven por la descripción del dibujo y se puso en contacto con el chico al cual le mando una foto de la chica para asegurarse que era ella.

Una semana más tarde ambos jóvenes quedaron para reencontrarse y aquello fue el principio de una amistad.