Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

I WANT TO BELIEVE

Imagen
"Algunas cosas tienen que ser creidas para ser vistas"
La primera vez que lo ví, pensé que me había quedado dormida al volante. Estaba sola, esperando a que el semáforo se pusiera en verde, no había ni un solo vehiculo en la carretera, ni un peatón por las calles- ¡Lo normal para ser las tres y media de la madrugada de un miércoles!- Le comentaba, mientras me zampaba la porción correspondiente a la primavera de mi pizza cuatro estaciones. . Él me escuchaba. Era uno de esos frikis que disfrutan con las historias de Cuarto Milenio, así que prestaba muchísima atención a la historia, mientras asentía- ¿Estabas totalmente sola?.
-Sí, sí, como te cuento- dije tapándome los labios con la mano, mientras terminaba de tragar- Ya sabes que soy bastante incrédula, pero vi un objeto triangular enorme que volaba bajito y muy lento, no emitía ningún sonido- hice una pausa dramática para dar un sorbo a mi Cocacola- ¡Mmmm! recuerdo que tenía tres luces en cada uno de sus vértices…Me froté l…

LA CHICA DE LA LINEA 5

Imagen
Él se encontraba en el andén, esperando el metro que le llevara de vuelta a su hogar como cada noche.
Tomó asiento y se puso los cascos para aislarse en la música de su MP3, pero cinco paradas después al abrirse la puerta el chico sufrió lo que comúnmente se conoce como un flechazo: Bajita, delgada y morena, la joven que le acababa de robar el corazón, vestía unos pantalones cortos azules sobre unas medias dos o tres tonos azulados más oscuros, una flor anaranjada remarcaba sus sonrosadas mejillas y adornaba su pelo el cual estaba semi-recogido en una especie de coleta que dejaba algunos mechones desperdigados dando un aspecto informal, a la vez que moderno. El chico no pudo apartar los ojos de aquella joven que sintiendo su intensidad le devolvió la mirada y alguna que otra sonrisa.
El joven intentó armarse de valor para acercarse a conocer a la joven, pero su timidez hizo que se decidiera demasiado tarde: ¡La chica ya se había bajado del vagón!. El muchacho sabía que aquella er…