...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

viernes, 6 de julio de 2012

DESERT SNOW (NIEVE DEL DESIERTO)


Acababa de leer el prólogo de “Los hombres que no amaban a las mujeres” en el que se narraba como una persona desconocida había enviado, durante cuarenta y tres años, cuarenta y tres flores a una persona, ya bastante mayor, que rompía a llorar con la llegada de la última lámina que albergaba una flor excepcional australiana llamada “Desert Snow”.

Me detuve en el punto final del prólogo con un extraño sabor amargo en los labios.
En el prólogo ya se daba a entender que la persona que enviaba esas flores enmaquetadas era una especie de psicópata obsesivo, pero yo que siempre he tenido un carácter bastante nostálgico sentía una extraña sensación a medio camino entre la empatía y la tristeza hacia ese personaje.
Normalmente, enviamos flores a los muertos. Me paré a reflexionar sobre todas las personas a las que amo y con las que compartí vida las cuales fallecieron. Nunca he enviado flores a ninguna. Supongo que el hecho de que haya sido la muerte la causante de la separación albergaba en mi alma una cierta sensación de alivio y paz.
Sin embargo, luego pensé en aquellas personas a las cuales amo y que están vivas, aquellas que simplemente escogieron caminos diferentes o aquellas a las que conocí, pero con las cuales no he tenido la opción de continuar en contacto…Entoncés si que me embargo una sensación de distancia, de frío, la desolación por el paso del tiempo en mí, pero, sobretodo, en ellas. 
Visto de ese modo, ese hábito de mandar flores tampoco era tan raro-reflexionaba- A veces puede que sea hasta comprensible que haya una proyección de ese sentimiento de vacío y se sienta la necesidad de mandar flores a un vivo al que amamos que ya no está con nosotros.

- “Desert Snow”- Susurraron mis labios- Bello nombre para una flor tan excepcional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario