...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

martes, 5 de junio de 2012

PSICOANÁLISIS "A TAPA LEVANTADA"


¿Tienes alguna manía? Cuéntame- Me preguntó la psicóloga.

Mmmmmm…Déjame pensar, a ver…Mmmm, siempre he odiado bañarme con la tapa del váter levantada- Le respondí

Profundicemos- dijo suavemente- Háblame sobre esa manía y las sensaciones que te suscita el váter.

Profundizar en el retrete no es un tema que me guste- Le dije siendo consciente de lo ridícula que sonaba mi frase- Básicamente, lo odio. Odio el váter, cuando estoy en la bañera: ¡No soporto ver su tapa levantada!...Ya sé lo que pensará, las relaciones mentales que usted puede estar haciéndose: “El váter como símbolo de los bajos instintos”, etcétera, etcétera... 
  
-         ¡Ajam!- musitó la psicóloga- Continue...

...Cuando estoy relajada, bañándome y, de repente, veo en frente la figura triunfal de váter con su tapa abierta, siento su mirada fría, yo lo miró y pienso: “Sé lo que estás pensando, canalla”.

-         ¿En qué cree qué piensa un váter?- pregunta la psicóloga mirándome por lo alto de sus gafas.
-         Piensa: ¡Ahora es el momento!. Sé que está esperando el momento en el cual no le preste atención para desplegar su periscopio…¿Sabe? Ese cabrón quiere lanzarme un misil en cuánto me tenga en su punto de mira y esté desprevenida.

La psicóloga se queda perpleja- ¿Siente algo más?

-         Por supuesto, cuando la tapa se queda levantada y oigo hacer gárgaras al váter. Ese ruido tan portentoso es indicador del carácter flemático de su interior. Además estar metida en agua e imaginarse las flemas es repulsivamente asqueroso. Solo pienso: “¡Santo Dios! ¡Tengo que levantarme a cerrar esa tapa! Ese hijo de perra es capaz de comunicar sus tuberías con las del baño. A mí me gusta bañarme relajada y no pensando que ese cabrón me tiene preparada una escenita porno-nefasta de lluvia dorada o algo escatológicamente peor”

La  psicóloga se aguanta la risa- Sí, sí... Sé lo que usted está pensando. Piensa que estoy loca- le digo.

-         No, mujer...Relájate. Estás aquí para hablar y reflexionar sobre tus pensamientos- Me intenta calmar, disimulando su risa con una sonrisa de amabilidad- ¿Siente algún miedo?- Me alienta a proseguir para que no pierda el hilo.

 - Bueno, teniendo en cuenta que una vez soñé que del retrete salía una bola peluda y me mordía en el culo…No sé si es miedo o no, pero cuando estoy plácidamente recostada en la pileta con la tapa abierta, siento resquemor, como respeto…Ya sabe, la gente tira a sus “mascotitas” por las cloacas y los desagües. ¿Quién le dice a usted que cuándo se hagan grandes y fuertes no quieran volver para vengarse de sus malos dueños?...¿Y si se confunden y salen por mi inodoro? ¡Uffff! Se me pone la piel de gallina.
Esos son los motivos que me impulsan a cerrar la tapa del váter, antes de bañarme…o a salir del baño, cuando está la tapa abierta para cerrarla.

La psicóloga toma nota: ¿Sientes esto solo durante el baño? ¿A qué crees que se debe?

- Sí, solo durante el baño...Ya sé que debería tener motivos para preocuparme durante todo el día, pero es que convivir con un novio que siempre se va dejando la tapa levantada es la major terapia...Por eso, podríamos pasar a otro tema ¿No cree?   

-         Bueno, con la sesión de hoy, hemos tenido suficiente –Se despide la psicóloga, mirándome cuan váter, con el gesto impasible de Keanu Reeve en Matrix.

Me despido, mientras cierro la tapa de mis sesos y me voy.  

1 comentario:

  1. El vater es un agujero hacia otra dimensión. Cuando menos te lo esperas, te estas duchando y un torbellino te arrastra hacia él.De lo que sale de tu cuerpo, ya sabes donde acaba, en una dimensión de mierda XD

    ResponderEliminar