Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

El sonido del tubo fluorescente

Imagen
Estaba en la cama de aquel hospital, casi dormitando, cuando una idea cruzó por mi cabeza: Debía de llamarla, decirle que me habían ingresado tras el accidente.
Me levanté de la cama y fuí hasta el armario en el cual se encontraba mi chaqueta. Tomé el móvil del bolsillo, pero cuando fuí a marcar el número, comprobé que no tenía bateria. Así que me escapé de la habitación por el largo pasillo buscando un teléfono, mis pasos eran tan rápidos que parecía que levitara.
Al final del pasillo, la puerta solitaria del ascensor me invitaba a entrar. Pulsé el botón- Planta baja - cuando la puerta del ascensor se abrió: un pasillo tan oscuro como la boca de un lobo me esperaba, cuyo final era una luz pálida, blanquecina, casi intermitente como de tubo fluorescente que no se acaba de encender, que no se acaba de apagar. Dudé en avanzar.

Entre las sombras, una figura surgió, sigilosa y rápida, acercándose hacía mí. Cuando la luz alcanzó a alumbrarlo, observé un niño de cabellos, piel y ojos tan cla…

EL ASESINATO DEL SEÑOR VILLENA

Imagen
Estaba sentado, esperándola cuando apareció: cabellos oscuros lisos algo desbaratados, piel pálida y una mirada como perdida.
-Confiéseme porque he pecado…dijo dirigiéndose hacia mí.
-¿Cuál ha sido ese pecado?- Le pregunté.
-Me he casado con mi padre por venganza, para deshonrarlo y hacer justicia.

Me quedé callado como intentando descifrar el significado que aquellas palabras encerraban. Tras un largo silencio le dije:

-Explíqueme lo que sucedió.

Ella tomó aire como quien se prepara para sumergirse en las profundidades de un océano y prosiguió:

-Vera, es una larga historia…
-Tenemos tiempo de sobra- le dije alentándola a que comenzara su narración…
-¿Sabe quién es el señor Villena?- Me pregunto con unos ojos tan fijos que parecían que se fueran a clavar en mi alma.
Asentí. Desde luego que conocía aquel nombre.
-Pues bien- prosiguió su historia- El Señor Villena recogió a mi madre en su casa como aprendiz de cocinera cuando ella era una adolescente de rasgos sensuales que evocaban la desead…