Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

La araña

Imagen
Me dedico a analizar a todos los hombres de mediana edad que me parezcan interesantes hasta que me decido por uno en el cual centro la mirada y, cuando el hombre se percata de mi interés, le regalo un guiño y retiro mi ojos de él.
Es la mejor forma de invitar a acercarse a alquien, nunca falla. Y aquella noche no iba a ser la excepción. - Hola encanto-Me dijo acercándose- ¿Te apetece una copa?De primeras, normalmente evito bebidas alcohólicas de manera casi prescriptiva. Así que pido un refresco. Una vez servidas las bebidas, pasamos a una conversación casi mecánica que siempre sé conducir hasta la pregunta deseada. -¿Vives solo?
-Por supuesto, tengo un pequeño apartamento cerca de aquí- me responde. Le miro sutilmente y le sonrío. -Si quieres podemos continuar allí nuestra conversación- Me dice y me devuelve una amplia sonrisa. ¡¡¡Perfecto!!!- Pienso.Una vez en su apartamento, le pido una copa, ahora si la necesito. Él abre una botella de vino- la bebida perfecta- con la cual brindamos…

EL LIBRO

Esta mañana robé un libro en el centro comercial..- ¿Pero qué hace, muchacho?- gritó una anciana dándose cuenta del hurto.A esas alturas, la atención del vigilante ya había recaído sobre mí. Así que para intentar esquivarlo, salí huyendo y salté dentro de un gran armario cuyas puertas se abrieron ante mí como las puertas del cielo. Dentro, en el hueco más profundo que ese armario de tres puertas ofrecía, una sensación de seguridad recubrió mi alma agitada y, con la mente ya serena, pensé que lo mejor sería esperar el tiempo prudencial para que en el exterior todo se calmara, pero esa sensación fue rota por unos sonidos y movimientos que hacían presagiar que el armario iba a ser trasladado.Al cabo de un rato, los movimientos fueron sustituidos por una especie de desplazamiento. No había duda de que me encontraba en el interior de un armario que se encontraba en el interior de un camión con dirección totalmente desconocida. Como no sabía que hacer, vislumbré que lo mejor sería no hacer …

IRONÍAS DE LA VIDA

Imagen
Aún se siente culpable de cada cigarrillo que compartieron juntos.

La conoció una calurosa tarde de marzo cuando ella le pidió fuego y hoy ella ha muerto de un tumor: ¡el tabaco que les unió, les separa!

Cuando el médico les dijo que era cáncer, que ella debía dejar de fumar y mantenerse alejada del tabaco, él hizó la promesa de que no fumaría más.

Ahora, sin ella, esa promesa ya no tiene sentido.

Así que él vuelve al tabaco para que el tabaco le devuelva con ella.