...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

martes, 17 de agosto de 2010

Móviles: ¡¡ Que Dios te pille confesao, si caes en la tentación de pasarte a contrato !!


Todos sabemos que el diablo tiene múltiples formas y nombres. En España, se le conoce como:

Movistar, Orange o Vodafone.

Estos hijos de Belcebú, venidos desde los mismísimos infiernos, se te presentan tentándote con móviles de última generación a cambio de que tu alma permanezca con ellos durante 18 meses…
Una se hace la fuerte y resiste agarrándose a su móvil ladrillo de prepago, hasta que el día menos pensado el móvil ladrillo te abandona como el desodorante y pasa a mejor vida tras quedársele la pantalla en blanco…Cuando el móvil ladrillo se va deja un gran vacío en el corazón y, sobre todo, un gran vacío en el bolso o bolsillo. Por ese motivo, en esos momentos de dependencia y desasosiego del alma, una no puede resistirse y cae en la tentación firmando un contrato o pacto para llevarse a casa un nuevo móvil. Una piensa: ¡Joder! Seguro que si el diablo hubiera tentado a Jesús en el desierto con este tipo de tecnologías también habría caído, aunque solo fuera para vacilar a sus doce discípulos de móvil nuevo, porque todos sabemos que tener móvil nuevo significa: VACILAR...
Imagínate a Jesús llegando a la Santa Cena, sacando el móvil del bolsillo de su túnica y colocándolo en lo alto de la mesa a la vista de todos como el que no quiere la cosa…
Y los discípulos exclamando al verlo: ¡¡¡ Diooooooooooooos !!!,¿Este móvil es tuyo?
Y Jesús: Ya lo sabéis, no sé cuantas veces voy a tener que explicároslo: Es mío, de mi padre y del espíritu santo...
Y los discípulos: Vaya pasada de móvil !!!
Y Jesús: SI, ya me conocéis, me gustan las cosas sencillas, es un móvil normalucho: Pantalla táctil, acceso a redes sociales, youtube e internet, bluetooth, cámara de 8 Megapixeles, GPS integrado, 3 GB de memoria interna, 150 canales de televisión-radio y sensor de movimiento.
Y los discípulos: ¡¡ Señor, este móvil es la hostia!! ¿Cómo lo has conseguido?
Y Dios: Hice un pacto de 18 meses de permanencia con el diablo…
Y Judas, muerto de la envidia, diciéndole: Tampoco es para tanto, total si a ti te van a crucificar pasao mañana…como podéis ver hasta Judas vacilaba del móvil, de móvil del crimen de vender a Jesucristo a cambio de 30 monedas de plata...Y es que todos cuando tenemos móvil nuevo vacilamos con él, aunque la novedad se pase pronto y pronto llegue algunos inconvenientes, como por ejemplo:
Incompatibilidad de compañías. Normalmente eso se descubre cuando llega a tu casa la primera factura que es como muy gorda y piensas: Bahh, será publicidad, pero no: Es una factura de 200 eurazos con una lista de teléfonos más larga que la lista de Schindler y los culpable son los móviles de otras compañías. En esos momentos, la única solución es llegar a tu novio y decirle: Cariño, o cambias de compañía telefónica o mejor terminamos la relación porque yo tengo un contrato de permanencia de 18 meses y somos incompatibles. ¡Cuántas relaciones se han roto por esta causa!

Además cuando uno tiene móvil pertenece a un selecto grupo de personas con un lenguaje nuevo: El lenguaje de los mensajes o “sms” en el que uno puede tener tantas faltas de ortografía como sean necesarias y usar las abreviaturas más raras jamás conocidas. Si nosotros un día cualquiera intentáramos hablar como escribimos los sms, las demás personas creerían que hablamos arameo o en cualquier lengua muerta extraña…De hecho, un día hice la prueba y mis padres se creyeron que estaba poseída por el demonio…

En fin, por este tipo de cosas uno percibe como Satanás usa como pseudónimos los nombres de las compañías de telefonía móvil para ganar almas… Así que espero que Dios te pille confesao, si caes en la tentación de pasarte a contrato.

2 comentarios:

  1. Jajajajajajajaja!

    Si, mi hermana tuvo que cambiarse de compañía... su novio le regaló un cel de su misma compañía.

    ResponderEliminar
  2. Creo que comprar un teléfono de la misma compañia es la mejor opción porque yo he llegado a llorar al ver algunas de mi facturas del móvil tan crecidas, grandes y gordas y no precisamente de alegría. Un beso, Sufit.

    ResponderEliminar