...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

viernes, 28 de mayo de 2010

VERMILLON

- No sé qué va a pasar, Jack está frío, reflexivo y distante, ha cambiado su comportamiento conmigo. Prácticamente no hablamos y casi no recuerdo lo que es tener un orgasmo…- Le digo a mi amiga, mientras me tiñe el pelo. Mi amiga toma una revista de las que están apiladas en la mesa y me la pasa:
- Anda busca vuestros horóscopos, vamos a ver qué os dicen.
Nunca he creído mucho en los horóscopos, pero esta incertidumbre de no saber que va a pasar en mi matrimonio me haría agarrarme a un clavo ardiendo- ¡¡ Ya los he encontrado!!- digo mientras rebusco el de mi marido para leerlo en voz alta:

Géminis: Tu carácter dual se potenciara durante esta semana, sufrirás altibajos y tus emociones y pensamientos estarán confusos. Actúa con calma y no te dejes influir por tus impulsos, ya que podrías arrepentirte.

- Ves, ya lo sabía, está confuso. Si es que Jack siempre ha sido muy indeciso. ¡Nunca sabe lo que quiere!…. digo mientras me apresuro a leer el mío:

Acuario: Tu relación de pareja atraviesa un bache y el distanciamiento entre vosotros podría provocar una ruptura brusca. Compartir tiempo juntos ayudaría a aclarar vuestros sentimientos y podría propiciar un acercamiento.

- ¡Ups! Ruptura, chungo, chungo…Pues vaya mierda de horóscopos.
Mi amiga moja el dedo en el tinte bermellón, lo dirige hacia la revista donde haciendo un círculo con el intenso rojo señala un anuncio de Iberia - ¿Un viaje?. No estaría mal- pienso, mientras ella me dice que es la oportunidad perfecta para compartir momentos juntos y restaurar nuestra relación. Me aclara la cabeza y el lavabo se tiñe de rojo.

Con el tinte recién puesto salgo para la agencia de viajes más cercana en la cual reservo una casa rural perdida en la montaña donde pasare el fin de semana, sin duda es el lugar idóneo para el romanticismo.
Mi marido no se ha inmutado de color rojizo de mi cabello y permanece callado durante todo el trayecto, no parece sorprendido, ni emocionado por el viaje. Me estremezco en el asiento pensando que tal vez él ya tiene una amante con la que me engaña. Sin embargo, aún albergo la esperanza de que nuestro matrimonio salga a flote.
Cuando llegamos a la cabaña es media tarde y la noche se presenta muy fría. Dentro de la cabaña, Jack se quita la chaqueta y comenta que va a cortar algo de leña para encender la chimenea, mientras tomaré una copa de vino y preparare la cena. Sé que no debería hacerlo, pero la curiosidad de saber si tiene una amante hace que registre su chaqueta en la cual encuentro su cartera donde hay un folio minuciosamente doblado que parece escrito por ambas caras. Cuidadosamente lo desdoblo, mi corazón se acelera al leer lo que hay escrito con tinta roja
“MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA,MÁTALA,MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA, MÁTALA…”

Mis manos temblorosas intentan meter el papel de nuevo en su cartera. Es demasiado tarde, Jack me observa con la mirada perdida desde la puerta. La copa de vino cae de mis manos temblorosas, mientras Jack levanta la brillante hoja del hacha que silbando cae sobre mí.

Un bonito color de pelo-dice secando la sangre que le ha salpicado el rostro.


El relato está fuertemente inspirado en la siguiente escena de la peli "El resplandor" de Stanley Kubrick.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada