...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Lilah Tov

Tendría seis o siete años. Llevaba los zapatos tan rotos que puede decirse que iba descalza y sus inmensos ojos verdes quedaban firmemente marcados en sus cuencas. Eran un grupo de unos cincuenta niños que marchaban todos juntos.
Cuando llegaron, se quitaron la ropa. Sentía vergüenza, pero tenía ganas de ducharse tal y como le habían prometido: ¡Llevaba tantos meses sin sentir el agua en su cuerpo! . Desnuda sentía un frío tan atroz que estremecida llevo sus finas manos para abrazar sus pequeños hombros.

Después los metieron a todos en aquella habitación.

Sintió mucho miedo. Algunos de los niños gritaban, otros lloraban. Ella estaba absorta, recordando una canción que le cantaba su madre antes de dormir, tararearla le evocaba su cara y la tranquilizaba. Comenzó a cantarla en su mente fuertemente y, poco a poco, sintió como las palabras se iban desvaneciendo, deshaciéndose tenuemente, cada vez más, en el silencio.

Su cuerpo ya no le pesaba, cerró los ojos y se durmió.

* "Lilah Tov" quiere decir en hebreo "Buenas Noches"

4 comentarios:

  1. Tremendas imágenes narradas con dulzura y poesía, mucha poesía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras 1600 Producciones, sigo tu páginas de recomendaciones de cine. Como puedes ves la imagen de este post pertenece a una de las imagenes que más me han marcado del cine: La niña judia de rojo que aparece en "La lista de Schindler".
    Salu2!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó, Ayahara, pese a que intuí muy pronto el desenlace. Y eso es un logro, ¿no?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Victor

    Me alegro de que te gustara..Bueno la verdad es que depende del relato es un logro o no que se intuya el final. En este caso, el relato era descriptivo e intentaba mostrar la situación. Gracias por tus palabras. Salu2

    ResponderEliminar