...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

lunes, 9 de noviembre de 2009

ME ESTOY MURIENDO

Él era el tipo más inteligente que jamás había conocido hasta el día que le oímos gritar calle abajo entre carcajadas:

“Me estoy muriendo, me estoy muriendo, me estoy muriendo, me estoy muriendo…”

Y mientras más aumentaban sus voces, más fuertes se escuchaban sus risas calle abajo. Todos pensamos que había perdido la cabeza, que se había vuelto loco de repente.
Así que preocupados decidimos que lo mejor era llevarlo al médico, pues aquellos comportamientos no eran normales, ni habituales de su persona y, si era verdad, que se estaba muriendo tal y como decía, nadie comprendía cuál era el motivo que le causaba tanto júbilo.
En la consulta, el doctor lo recibió y él estaba más calmado, aunque no había perdido la amplia sonrisa casi boba que se dibujaba como una mueca en su semblante.
- Hola. ¿Cómo está?
- Bien –contestó rotundamente.
- Su familia dice que le han notado algo extraño ultimamente y ha comentado que usted ha afirmando que se está muriendo- Antes de terminar la frase el paciente soltó a bocajarro una risotada que le interrumpió.
- Sí, me estoy muriendo- dijo mientras continuaba riéndose.
El doctor le pregunto a la familia si tenía constancia de que aquel dato fuera cierto. La familia dudosa no supo que responder. El doctor, mientras ordenaba a las enfermeras que procedieran a hacerle los respectivos tests y análisis, le preguntó:

- ¿Cómo sabe usted que se está muriendo? ¿Quién se lo ha dicho?
- No me lo ha dicho absolutamente nadie. Simplemente lo sé.
- ¿Y qué le causa tanta gracia?

- Pues saber que usted también se está muriendo y no lo sabe.
- Perdón, ¿Cómo dice?
- Sí, que usted también se muere. Bueno, en realidad, todos los que aquí se encuentran, se están muriendo en este preciso momento y no lo saben. Me causa gracia ver como todos andan demasiados preocupados con sus problemas y con sus vidas dramatizando cada una de las situaciones y de los momentos que viven, anclados demasiado en sus presentes son como personajes principales de la obra que son sus vidas, pero sin ser conscientes de que el telón estar por caer cuando menos se lo esperen…De hecho, creo que todos desde que nacemos estamos muriendo, que ese telón baja a medida que la obra avanza. Saber que esta vida es irrevocable...y bla bla bla...

El doctor sorprendido miraba a la familia con desasosiego mientras el paciente continuaba hablando, sin saber qué diagnosticar: ¿Estaba frente a un gran loco o frente a un gran cuerdo?

3 comentarios:

  1. Estaba frente a un humano consciente de sus días

    de lo frágil de su vida

    de lo transitorio de las cosas

    todos somos desahuciados con futuro... unos más otros menos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido MauVenom

    Gracias por tus palabras. La verdad es que la vida es efímera y pasajera, me ha encantado tu frase de "todos somos desahuciados con futuro"..Estupenda!

    ResponderEliminar
  3. Todos los locos están muy cuerdos y por eso mismo eligen estar locos, porque la vida se lleva mejor.

    ResponderEliminar