...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

domingo, 15 de noviembre de 2009

EL BORRÓN

-Deberías escribir o dibujar algo…- Me dijo mientras me proporcionaba un cuaderno en blanco. Las tardes eran largas cuando los pensamientos se me agolpaban en la cabeza y la tristeza albergaba mi corazón llenándome de desesperanzas y soledades.
Miré al cuaderno junto al cual reposaba un par de bolis de colores, un lápiz negro, una goma y un sacapuntas. Tomé el lápiz y comencé a emborronar aquel trozo de papel en un intento de que me dejara tranquila, pero mientras más lo emborronaba, más angustia sentía en mi interior. No sabía de dónde procedía aquel sentimiento que me aprisionaba el corazón y que con cada trazo afloraba aún más. En un instante, mi llanto comenzó a brotar. Aquella era mi obra de arte, un tremendo borrón gris firmado con mis lágrimas: Era inútil, cómo iba a dar color o crear, si en mi vida los tonos grises habían remplazado a toda la gama de colores.
Me sentía tan furiosa ante mi incapacidad de dibujar o de escribir que el llanto fue remplazado por un gran sentimiento de ira ante aquella tonta propuesta, comencé a gritarle y deseé que se marchara para siempre. Él me sonrió y acercándose, miro el borrón y con suma delicadeza arrancó la hoja guardándosela en su bolsillo y se marchó.
Aquellas tardes pasaron con algún que otro borrón más en mi cuaderno. Pronto llegaron tiempos mejores en los que comencé a dar forma a aquellos sentimientos y pensamientos que me afloraban cada vez que tomaba el lápiz y, poco a poco, mis angustias se convirtieron en buenos relatos, formas de expresión y de evasión que me llevaron a crear mundos literarios lo bastante buenos para que un editor apostara por mí y decidiera sacar mi primer libro a la venta.
Hoy recibí un paquete, es el primer ejemplar de mi libro y, en la primera página, se encontraba el trozo de papel emborronado con un mensaje que decía:

Siempre supe que serias capaz de hacer borrón y cuenta nueva. Felicidades por tu libro.

5 comentarios:

  1. Ayahara...

    Hermoso relato querida. Desde ese borrón, fruto quizás del miedo, o de la falta de fé, hasta la publicación del libro, va un camino. Y ese camino es como el camino de la vida, hay que disfrutarlo y saborearlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Buenas Félix

    Gracias por tus palabras. Estoy contigo, lo importante en el cambio desde el borrón hasta el libro es el camino que se hace...Siempre disfrutar de los caminos por los cuales nos lleva la vida es lo que nos conduce a la felicidad...Un besito

    ResponderEliminar
  3. Es tan desesperante a veces no saber cuáles de nuestros intentos, cuáles de todos nuestros malos dibujos son el principio de una obra que vale

    en el camino y la duda a veces nos perdemos y corremos incluso el riesgo de que esa obra nunca llegue si claudicamos

    sigamos dibujando rayones y manchas... en una de esas sale otro gran libro.

    Beso

    ResponderEliminar
  4. Hola MauVenom

    Sí, la verdad es que muchas veces nos tiramos la vida haciendo rayones que nuncan llevan a nada, pero lo importante es siempre hacer lo que a uno más le gusta y perseguir sus sueños, aunque nunca lleguen a realizarse o a convertise en grandes dibujos o libros...Un beso

    ResponderEliminar
  5. Buff, qué bueno, loca!
    Claro que sí hay que perseguir nuestros sueños y ser menos críticos con uno mismo porque allí donde nosotros vemos un borrón, resulta ser el comienzo de algo importante.
    Muaaaaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar