...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

domingo, 4 de octubre de 2009

PRETEXTOS PARA OLVIDARTE

Las noches se me hacen largas y frías. Tendida sobre la cama doy un par de tumbos haciéndome hueco, como para intentar ponerme aun más cómoda y conciliar inútilmente el sueño. Pero es imposible, siempre termino arropada por mi manta en la terraza en compañía de una taza de caldo caliente pensando en ti y confiando en ver pasar alguna estrella fugaz a la que pedirle el deseo de olvidarte. Pero nunca pasa ninguna.

Así que esta mañana, harta de esperar, he cogido el coche y me he dirigido hacia el campo en busca de dientes de león.

Encontré uno, cerré los ojos, pedí mi deseo y soplé.

Efectivamente, por fin, te he olvidado.

5 comentarios:

  1. Q dificil es a veces olvidar....
    Por mucho q quieres ver una estrella o soplar un diente de leon.....como no lo sientas de verdad, no olvidas...

    Un besico wapetona!!
    Me ha gustado mucho ;)

    ResponderEliminar
  2. Así se habla.

    Olvidar tiene su intríngulis.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Tres y Zanahoria...
    Sí, pienso como vosotras que a veces es díficil olvidar algunas cosas cuando se mira hacia atrás. Por ejemplo, me sorprendo mucho de las personas o de mi misma cuando nos aferramos a las cosas del pasado y se ponen pretextos para mantenerlas aunque no sean buenas porque cuesta dejarlas escapar y que pasen. A veces qué díficil es decir definitivamente adios cuando algo llega a su final!!!

    ResponderEliminar
  4. Uy, olvidar, dífil tarea, pero a veces es algo tan sencillo como un interruptor, un día te das cuenta que la luz está apagada y que, tonta de ti, lleva apagada mucho tiempo y tú sufriendo por nada. Pero así somos, tontas...

    Beso, guapa! (Me ha gustado mucho)

    ResponderEliminar
  5. Elvira, qué razón llevan tus palabras !!! Lastima que, a veces, tardemos tantos en darnos cuenta de que la luz se apagó hace tiempo y sigamos sufriendo o poniendo pretextos para seguir recordando algo acabado. Un besito

    ResponderEliminar