...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

viernes, 30 de octubre de 2009

La última víctima

21 de noviembre del 1888


Vender su cuerpo, no era algo que le gustara a Mary Jane Kelly, pero al menos le daba para comer, vestir y cobijarse en los tiempos que corrían. La prostitución es el negocio más antiguo del mundo, un negocio próspero y estable que nunca decae porque siempre había hombres dispuestos a satisfacer sus deseos. Después de varios años en el oficio, había aprendido que, curiosamente, no todos iban para satisfacer sus ganas de mujer, los había con otras necesidades.
Tenía todo tipo de clientes, los había fijos y de una noche, casados, solteros y viudos, desde marineros desembarcados después de largos periodos en alta mar hasta los médicos y políticos más prestigiosos de Londres. A sus 25 años de edad tenía las calles del barrio de Whitechapel más que andadas.
Aquella noche, un tipo de apariencia respetable se le acerco para contratar sus servicios. Por sus vestimentas parecía estar bien posicionado económicamente, su atuendo era oscuro y transportaba consigo un maletín. Le pago una gran suma de dinero y por adelantado con el único requisito de ir a un lugar tranquilo en el que poder pasar con ella toda la noche. Parecía afable y ella sintía una gran curiosidad por lo que trasportaba en aquel maletín, como le inspiraba confianza lo llevo a casa.
Una vez llegados a su casa y como le notaba algo nervioso, Mary Jane le sirvió una copa de whisky escocés y le dijo:

- Siéntase cómodo, debe usted saber que todo lo que pase quedará entre nosotros y estas cuatro paredes
- Sabe esta será la última noche que contrate los servicios de una prostituta- Le contesto.

A la mañana siguiente Jack se lavo las manos cuidadosamente en el lavabo que había en la habitación, guardo algunas cosas en su maletín, se puso su capa, se enfundo el sombrero y se marchó entre la espesa niebla londinense dejando a Mary Jane Kelly destripada sobre la cama.
Scotland Yard nunca le desenmascararía.

4 comentarios:

  1. Hola wapisima!!
    Pase a saludarte y dejarte mil besicos!
    Aun no estoy de vuelta :(
    Pero te sigo leyendo;)
    Wapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Hey hola Tres
    Cómo te va?? Qué alegria !! Tengo ganas de que tu blog reabra para seguir leyéndote. Un besote y hasta pronto. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía quien era Jack el destripador????Besitos me encantó el relato.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Nykaa

    Bienvenida! Si era Jack, el destripador y la foto es real, la encontré paseándome por internet y me impactó tanto que decidí crear un fragmento. Me alegro de que te haya gustado. Un besito!

    ResponderEliminar