EN UN BESO, SABRÁS TODO LO QUE HE CALLADO...


...Eso debieron de pensar un 14 de Agosto de 1945, estos dos perfectos desconocidos: Un soldado de la marina estadounidense y una enfermera que se encontraron allí, en mitad de la calle, celebrando el fin de la Segunda Guerra Mundial de la mejor manera posible:
Fundiéndose en un pasional e excitante beso...
Ya se sabe: ¡¡¡ HAZ EL AMOR Y NO LA GUERRA !!!
Así da gusto terminar una guerra o ¿no?

Comentarios

  1. ¡¡Seguro que sí!! Perpetuemos el mensaje...

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero el soldado le esconde la cara a la chica; ¿quizás es su amante y no quiere que lo vea su esposa?

    Saludos lelos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario