Entradas

LAS CURVAS DE LA FELICIDAD

Imagen
Ayer me paso algo curioso. Me empecé a sentir mal y agobiada por mi sobrepeso y le dije a mi chico de volvernos para nuestro barrio, un lugar más tranquilo. Cuando llegamos a la cafetería, una señora muy criticona al verme empezó a hablar sobre la gente gorda como si nos tratáramos de una raza a la que deberían de fumigar con adelgazantes.  Entonces me giré, la miré y sonreí ampliamente. La hija avergonzada le gritó- ¡Mamá!, pero la mujer continúo cotorreando sin parar sobre las gordas. Yo pensaba que ante una situación así me iba a sentir fatal, pero no sentí la más mínima vergüenza de mi, mas bien empecé a sentir pena por aquella mujer, de su manera de hablar, de su infelicidad y de su falta de amor hacia los demás.

Entonces comprendí algo importante, no dejarme nublar por los comentarios u opiniones ajenas cuando no son constructivas, uno selecciona tanto las palabras que salen de su boca como las que entran por los oídos.

LA ELECTRICIDAD ESTÁTICA ME SALVÓ LA VIDA

Imagen
Alguien que me explique por qué las canciones más malas se pegan como garrapatas chupópteras...
.... y esta noche doy serrucho, serrucho, serrucho ... ... y esta noche doy serrucho, serrucho, serrucho …
- ¿Cuál es el parásito más resistente? ¿Una bacteria? ¿Un virus? ¿Una tenia intestinal? - La canción del verano- Diría yo....Y mientras más rítmica e inteligible sea, mejor: El reggaeton, por ejemplo…Se te pega y no te suelta, es más molesto que una varicela. La gente se tuerce y retuerce, se rozan y frotan que parece que se van a sacar brillo. Una vez, baile reggaeton. Aún estaríamos pegados, sino fuera por un chispazo producido por la electricidad estática que generamos.

MUTUAS INTENCIONES

Imagen
El otro día estuve a punto de liarme a correazos con un hombre… Y no, no es que me vaya el sado. 
Era un jueves, a las nueve y media de la mañana, aún me estaba espabilando e iba paseando a mi perra. De la nada, como un ninja, apareció un hombre de unos treinta y muchos o cuarenta y pocos, bien vestido y de buena complexión. 
Llevaba una litrona en la mano, pero no estaba borracho… Lo sé porque nos escaneamos mutuamente en plan "Terminator" para intentar comprobar nuestras mutuas intenciones. 
Se acercó y empezó a contarme que me parecía a una chica que le gustaba, la hermana de su mejor amigo. Aquella historia iba cada vez a lo más surrealista con preguntas raras, yo comencé a sentir el poder de la cadena de mi perro colgar de mi mano…Pensé en cómo iba a deslomarle a correazos en cuanto se acercara.
Por suerte, no sé si para mí o para él, apareció otro hombre con una moto y el hombre se esfumó. 

Agosto a gusto

Imagen
Donde vivo hace un calor tremendo, aquí no hay mar...las únicas olas que veo son las olas de calor y las que cuelga la gente en Instagram.  Gracias al creador del aire acondicionado, sobrevivimos y podemos pasar un agosto a gusto y para surfear en las tardes de verano, nada mejor que una tabla...En mi caso, una tablet: ¡la tablet de salvación!
Aquí algunos dibujos veraniegos...

PRIMEROS DIBUJOS

Imagen

LA VIDA SE ABRE CAMINO.

Imagen
La vida es un desafío constante, está llena de retos, de nadar a contracorriente, de pedalear cuesta arriba, de esforzase, adaptarse al cambio y salir de la zona de confort. A veces te lleva por derroteros inesperados, caminos difíciles, subidas escarpadas: Caídas, dolor, sudor, lágrimas, heridas…¿Para qué y por qué tanto esfuerzo y sacrificio? 
Cuando nos caemos, no tenemos más remedio que levantarnos. Tanto cuando algo nos tumba como cuando nos mantenemos en pie, podemos sacar un buen aprendizaje. 

El dolor nos hace más fuertes y hace que aprendamos de nosotros.

Sudar hace que eliminemos toxinas a través de la piel.

Las lágrimas nos hacen más humanos. 

Y las heridas, cicatrizan y se curan. 


Pensar, aprender, crecer, desarrollarse, conocerse mejor, superarse:

VIVID.

IMPULSO

Imagen
Esta mañana algo entró por la ventana del portal del piso de abajo y comenzó a chocarse contra las paredes. Me asomé asustada desde el rellano en la planta de arriba y vi un bulto negro reposando en el suelo. 
De repente, subió volando hacía la planta de arriba, volvió a chocarse y cayó…Entonces me acerqué sigilosamente a ella y pude comprobar que se trataba de una golondrina, estaba tan desubicada y desorientada que, por más que lo intentaba, no conseguía encontrar la ventana, puerta o hueco que le devolviera a su libertad. 

Era hermosa: De ojos muy vivarachos, de un negro azulado y con el cuello rojo oscuro tirando a granate. La tomé entre mis manos y la lancé con algo de impulso por la ventana, la golondrina levantó el vuelo y se perdió en el cielo.